Sobrepoblación y falta de respeto a dignidad afectan a encarcelados

En el marco de la celebración del Jubileo de los Encarcelados Yo Influyo entrevistó al Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Monseñor Rino Fisichella, quien resaltó que el problema de las cárceles en México es la sobre población y la falta de respeto a la dignidad humana. Al preguntarle sobre los presos políticos en Venezuela indicó que los responsables de las cárceles deben respetar la dignidad de los detenidos, sin distinciones.

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

Soy Marinellys Tremamunno y en esta ocasión estamos en compañía de Monseñor Fisichella, quien nos va a comentar, en el contexto del Jubileo de la Misericordia, el evento importante del Jubileo de los Detenidos; y quisiéramos su opinión sobre la situación de las cárceles en México

Monseñor Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización 

Bueno, yo creo que en México, como todo el mundo, el problema de las cárceles es el problema de la sobrepoblación y también es el problema de dignidad humana, en todas las cárceles del mundo. Claro, son (los detenidos) responsables de lo que han hecho en la vida, pero también tienen un futuro, tienen una vida enfrente de sí, y por eso yo creo que la Iglesia, el Santo Padre Francisco, tiene la responsabilidad de una palabra de esperanza, una palabra que dice: “La cárcel no es el fin, la cárcel puede ser el inicio de una vida nueva”. De esta manera, me parece que los esfuerzos de la Iglesia, de los obispos y de los sacerdotes que operan en las cárceles son una señal muy importante para que los detenidos puedan, una vez más, esperar un futuro mejor.

Su excelencia quisiera aprovechar también para hacer una mención sobre la situación de Venezuela, donde además de la misma problemática de las cárceles que mencionó en el caso de México hay una situación de presos políticos, más de 100 presos políticos, de los cuales al menos unos 40 se encuentran en grave estado de salud. ¿Qué mensaje pudiera dar en esta situación tan difícil que está viviendo Venezuela?

El mensaje es que los obispos de Venezuela son los primeros responsables de ver lo que pasa en Venezuela. La Santa Sede hace suyo lo que los obispos digan, sufren, y también lo que es necesario para que una nación así importante y así religiosa pueda también vivir con una mirada en el futuro, que pueda ser de serenidad y de paz.

En esta situación de diálogo que se está llevando adelante, los prisioneros políticos, ¿cuál es su opinión en este momento que se celebra el jubileo de los detenidos?

Los detenidos no tienen una categoría particular, los detenidos son detenidos, carecen de libertad. Muchísimas veces carecen del respeto de la dignidad; y por eso me parece que este jubileo es para pedir a todos los responsables que los detenidos puedan vivir una vida coherente con la dignidad personal.

Muchísimas gracias su excelencia. Esto es desde Roma, soy Marinellys Tremamunno para Yo Influyo.

LINK ARTICULO ORIGINAL

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser logged in para agregar comentarios.