Trabajador de PDVSA: “esto no es ni la cuarta parte de lo que era hace veinte años”

La refinería El Palito continúa “parada”, pero no se detienen sus frecuentes derrames de petróleo. Pantaleón Cordero denuncia la falta de personal capacitado

MARINELLYS TREMAMUNNO / CUBANET

ROMA, Italia.- “PDVSA ha sido devastada con este sistema de presupuesto, y para mantener una empresa de esta magnitud no es mantequilla (no es fácil), como decimos nosotros”, afirmó Pantaleón Cordero, trabajador de mantenimiento de la refinería El Palito, uno de los complejos para la refinación de hidrocarburos de mayor envergadura en Venezuela y que ha generado graves daños a las comunidades cercanas y al ambiente por sus frecuentes derrames de petróleos. Daños que fueron mostrados por CubaNet el pasado mes de marzo.

La refinería El Palito está ubicada en las costas de Carabobo, e inició sus operaciones el 23 de junio de 1960 con una capacidad de procesamiento de 55 000 barriles por día. Hoy Petróleos de Venezuela (PDVSA) la mantiene “parada” por presuntas labores de mantenimiento, y según la prensa venezolana podría reiniciar operaciones este mes de abril.

Lo cierto es que El Palito, además del deterioro de sus instalaciones por falta de oportuna inversión, no tiene personal especializado suficiente para garantizar su buen funcionamiento. “En la actualidad la empresa PDVSA ha estado asistida por personal ajeno a la empresa. Es la gobernación la que ha venido suministrando personal, llenando esos vacíos que han venido quedando, porque en la empresa se ha ido mucha gente, muchos han renunciado, otros se han ido enfermos, otros han fallecidos”, explicó Cordero, y enfatizó que “ya no es ni siquiera la cuarta parte de lo que era la refinería hace unos quince o veinte años atrás”.

Pantaleón Cordero conoce muy bien la refinería El Palito como trabajador de mantenimiento, pero también es habitante de la comunidad cercana, miembro activo del Poder Popular para las Comunas y parlamentario de la Contraloría Social local, por lo que además sufre en carne propia los problemas que ha generado el deterioro de este monstruo petrolero.

“La empresa PDVSA ha venido liberando hidrocarburos hacia el mar, poniendo en peligro obviamente la vida marina y la especie humana. En varias oportunidades nosotros hemos tenido que desalojar, algunos vecinos de aquí del área, por problemas respiratorios. Se han visto focos de contaminación en los ojos, escoriaciones en la piel. Nos hemos reunidos en varias oportunidades con las distintas gerencias que han estado de turno en la refinería El Palito, pero jamás he visto una respuesta positiva”, aseguró.

Sólo en julio de 2020, la compañía petrolera estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela, derramó más de 26 000 barriles de petróleo en el Caribe mientras intentaba reactivar la refinería, que según los expertos ha carecido de un mantenimiento adecuado durante años. Los derrames han continuado sin cesar y de nuevo el régimen promete reactivar el monstruo para la refinación de más de 146 mil b/d. Una promesa que los venezolanos han escuchado numerosas veces.

Mientras, los daños ecológicos y materiales son incuantificables. “El que se meta a darse una ducha en esas aguas sale bañado de cualquier tipo de contaminación de Hidrocarburo… No sólo en El Palito, porque cuando hay estos derrames eso va por toda la costa, por la parte central llega hasta Maracay, Cata, Choroní, Ocumare; y por aquí por las Costas del estado Falcón ha llegado hasta Tucaca, Chichirivichi… Es una contaminación tremenda. Entonces, no sabemos hasta dónde la empresa va a asumir esta responsabilidad, porque si nos vamos a los daños materiales sería incalculable la cantidad que aquí se ha perdido por este inconveniente”.

Algunos expertos aseguran que el origen del derrame está en la laguna de oxidación o de estabilización de la refinería, que sirven para el manejo del agua residual o contaminada, pero al no tener capacidad de reciclar la gran cantidad de desechos se desborda hacia el mar.

Esta refinería tiene más de 60 años de funcionamiento, pero nunca había causado tantos problemas como ahora. Porque, además del deterioro que ya resulta evidente y la mantiene “parada”, antes “había un sistema que se activaba cuando había derrame de productos y esos productos nunca llegaban a las orillas, era atacado de manera inmediata en el mismo mar, independientemente de donde hubiese venido, si era de un buque o de manera directa de la empresa. Y también había algunas empresas subcontratadas por parte de PDVSA que se encargaban de succionar en las lagunas de reciclaje que están allá adentro, por eso nunca sucedía. Ahora tenemos este fenómeno que apenas caen cuatro gotas de agua del cielo se derraman las lagunas y entonces allí el resultado”.

La situación es tan alarmante que los mismos trabajadores de PDVSA, a través de Pantaleón Cordero, piden una solución definitiva que ponga fin a los continuos derrames en El Palito.

FUENTE: PDVSA “no es ni la cuarta parte de lo que era hace veinte años” (cubanet.org)

About Marinellys Tremamunno

Check Also

“Buscar, recibir y difundir información puede tener consecuencias muy serias en Venezuela”

El activista venezolano Carlos Correa alertó sobre la persecución criminal que ejerce el régimen de …

Deja una respuesta