El viacrucis de los pensionados venezolanos para comprar medicinas

Con la mensualidad del Seguro Social los pensionados sólo alcanzan a comprar un kilo de arroz, y si no logran ni comer mucho menos comprar medicinas

MARINELLYS TREMAMUNNO / CUBANET

ROMA, Italia.- El pasado 19 de febrero el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) informó en un tuit que ya estaba disponible el pago de la pensión del mes de marzo de 2021. “Con tu tarjeta es seguro y rápido mantener un control de tus gastos”, se lee en la imagen que acompaña la publicación. Como si los pensionados venezolanos pudieran hacer muchos gastos con 1 200 000 bolívares, que es lo que reciben al mes, y al cambio representa apenas 67 centavos de dólar. Esto es en un país dolarizado, con una inflación anual del 3 400% y en donde la canasta básica en enero alcanzó los 250 dólares mensuales.

¿Cómo sobreviven los pensionados venezolanos a esta realidad? Lo explica Carlos Rivas, un maestro pensionado: “nosotros tenemos que reunir dinero entre los habitantes de la casa, somos tres, entre todos vamos poniendo para poder subsistir, para comprar las medicinas, para obtener dólares. Es difícil, precisamente porque nos pagan en bolívares, y si vas al comercio lo primero que ves es el precio en dólares, y hay negocios que dicen ‘no aceptamos dineros venezolanos, no aceptamos bolívares, aceptamos dólares’, entonces tenemos que comprar dólares…”.

Es un verdadero viacrucis lo que sufren los pensionados venezolanos para poder sobrevivir, y peor aun cuando se trata de comprar medicinas, pues “los precios no se mantienen porque dependen lamentablemente del dólar. Si el dólar sube o baja, va a variar el costo del medicamento, o sea va a variar el precio. Nunca se va a mantener estable”. Así lo explicó la Dra. Aymara Blanco, farmaceuta, y quien indicó que “incluso en la mañana hay un precio y en la tarde hay otro, ya el sistema lo activa en el momento del cambio de la divisa; porque los precios de los medicamentos que nosotros adquirimos se pagan de acuerdo a quien lo distribuya, algunos piden dólares y otros bolívares, pero la mayoría piden dólares”.

En lugar de vivir una vejez tranquila, los abuelos “tenemos que valernos de trabajos extras”, dijo Carlos Rivas, pero obviamente no siempre la condición de salud lo permite. “Por lo menos yo soy educador y tengo que subsistir en función y en base a los trabajos extraordinarios que realizo, si se consiguen, para ir reuniendo y poder comprar las medicinas, porque con lo que nos paga el seguro nosotros no subsistimos. Ninguno de los pensionados, ¿por qué? Porque aquí el monto de lo que se cobra por seguro es el salario mínimo establecido por el régimen, que fue aumentando poco a poco, pero por debajo. El sueldo más bajo, ese es el sueldo que nos paga a nosotros el seguro, 1 200 000 bolívares”, agregó.

Reciben menos de un dólar al mes

Con la mensualidad del Seguro Social los pensionados sólo alcanzan a comprar un kilo de arroz y si no logran ni comer, pues mucho menos logran comprar las medicinas. “Al cambio actual del dólar, que está por encima de 1 800 000 bolívares, viene resultando que el seguro nos da para subsistir 0.67 centavos de dólar, y cada medicamento cuesta un dineral, por encima no de 1 sino de varios dólares”, afirmó Rivas.

Además del elevado precio de las medicinas y la inflación en dólares, otro problema grave que deben afrontar los pensionados es la recurrente escasez. “Estoy buscando un antibiótico que me mandaron los (médicos, N. d A.) cubanos, pero no lo consigo. Tengo casi un mes buscándolo y no lo encuentro. Cuesta como 3 000 000 o más”, aseguró una abuela pensionada en la fila de la farmacia móvil del gobierno.

“Pero como mi presidente bello me manda un bono todos los meses —dijo la abuela en tono irónico—, entonces aprovecho para comprar mis remedios, pero como no hay no los puedo comprar. ¿Cómo hago? Tengo que andar de farmacia en farmacia, pero no hay”. La señora se refiere al “Bono Contra la Guerra Económica”, como lo llama el régimen, que es una ayuda de hambre que entrega Nicolás Maduro: en enero repartió 2 500 000 bolívares y en febrero 2 875 000 bolívares, equivalente a 1.60 dólares.

Escasean el 80% de las medicinas

La escasez de medicinas que impera en Venezuela desde hace ya un lustro, incluso desde antes de las sanciones impuestas por Estados Unidos, ronda el 80 % según la Federación Farmacéutica Venezolana. “Los medicamentos que están escaseando en este momento son más que todo la insulina, las fórmulas para niños y los de alta rotación, como el acetaminofén, azitromicina y los de la COVID-19. Pero la mayoría son los medicamentos importados, los anti convulsionantes también fallan y si se consiguen son bien costosos, se tienen que pagar en dólares”, explicó la Dra. Aymara Blanco.

En fin, la situación de los pensionados “es deprimente”, subrayó Rivas. Para el maestro pensionado los bonos del régimen son insuficientes porque “tenemos que invertir en comida, no se puede invertir en medicinas” y además “no se consiguen”. “Yo quisiera que alguien me dijera cómo hace, qué maravilla hace para poder conseguir dólares, es difícil, pero bueno, eso es lo que estamos viviendo y eso es lo que tenemos que aguantar los venezolanos”, puntualizó.

FUENTE

About Marinellys Tremamunno

Check Also

Il Guatemala ha assunto la presidenza del Programma alimentare mondiale

Lunedì 22 febbraio, il Guatemala ha assunto per la seconda volta la Presidenza del Consiglio …

Deja una respuesta