Mons. Carmelo Pellegrino: “José Gregorio es el alma del pueblo venezolano”

Entrevista exclusiva a Mons. Carmelo Pellegrino, el promotor de la fe de la Congregación para las Causas de Los Santos, que estudió el milagro que lleva a la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández

MARINELLYS TREMAMUNNO / DIARIO LAS AMÉRICAS

ROMA.- El viernes 30 de abril los venezolanos celebran la beatificación del venerable Dr. José Gregorio Hernández, luego de un largo proceso de canonización que se inició en 1949, cuando monseñor Lucas Guillermo Castillo, quien era el arzobispo de Caracas de la época, elevó su petición a la Santa Sede.

Ahora, 72 años después, el Médico de los Pobres es finalmente beatificado, que es el penúltimo paso para que la iglesia católica lo declare santo definitivamente. Para llegar hasta aquí, debió pasar por un proceso largo y complejo que se lleva a cabo en la Congregación para las Causas de Los Santos. DIARIO LAS AMÉRICAS entrevistó en exclusiva al promotor de la Fe, monseñor Carmelo Pellegrino, mejor conocido como el ‘abogado del diablo’; quien, según la tradición, tiene el rol de rebatir las pruebas en los procesos de canonización de la Santa Sede y, por ende, siguió muy de cerca los últimos pasos del proceso de beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

-La Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández llega en un momento muy particular, no solo para Venezuela sino también para el mundo. ¿Qué lectura podemos hacer?

Es sorprendente que en una pandemia universal la causa de un médico sea aprobada. Una causa que durante mucho tiempo esperaba la divina señal del milagro y justo ahora llegó. Debo decir que el milagro ocurrió antes de que se iniciara la pandemia, pero luego el estudio canónico maduró ahora y esto es providencia, son los tiempos de Dios. Esa persona debe ser beatificada o canonizada en ese momento porque en ese momento la Iglesia lo necesita y luego hay que decir otra cosa, quizás más importante, que José Gregorio estuvo activo en su profesión durante una terrible epidemia (de gripe), que fue la (llamada) epidemia española que, en esos años, entre 1918-19, había causado tantas víctimas y él visitaba a los enfermos, arriesgándose incluso a contraer esta enfermedad.

-Las personas tienen mucha curiosidad de saber qué sucede aquí al interno de la Congregación para las Causas de los Santos, ¿cómo es este proceso?

Para José Gregorio todo comenzó con la fama de santidad, que llegó al episcopado local. Los obispos iniciaron un proceso de beatificación, que tuvo una primera fase en la diócesis: escucharon a los testigos que conocieron de cerca a José Gregorio, recogieron los documentos referentes a su vida y así todo este material llegó aquí a Roma, a la Congregación para las Causas de los Santos. En realidad, se han contado muchísimos presuntos milagros para José Gregorio, pero hubo dificultad para recoger los documentos, las pruebas médicas, sobre todo.

-¿Cómo se hace el estudio de un presunto milagro?

En primer lugar, se hace a través del estudio de un equipo de médicos, por lo general siete científicos que estudian el presunto milagro de forma individual. Luego del estudio médico del milagro, el caso pasa a los teólogos quienes deben estudiar la invocación y los requisitos teológicos de integridad, rapidez, instantaneidad de la curación, estabilidad de la curación. En fin, existe un estudio teológico y yo fui quien presidió este grupo, este encuentro de teólogos. Una vez que los médicos y los teólogos han dado su opinión positiva, se presenta el caso a los cardenales que también expresan su opinión. Cuando la opinión es positiva, entonces la causa se lleva a nuestro prefecto, al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, para llevarla al Papa y el Papa expresa su opinión final.

-¿Qué le llamó la atención de la Causa de José Gregorio?

Hay tantas cosas, pero debo mencionar una en particular. José Gregorio vivió la fase trágica de la Primera Guerra Mundial, entre 1914 y el 1918, y en esos años terribles ofreció su vida por la paz en el mundo. Y sucede un hecho un poco sorprendente: en la mañana del 28 de junio de 1919, dice a un amigo que dio su vida por la paz en el mundo porque ese día se firmó el tratado de paz de Versalles que acabó con la guerra y él estaba feliz. Le dijo “el Señor escuchó mi oferta, escuchó mi oración”, el sentía que había llegado su final, aunque era bastante joven. Luego, el 29 de junio, día de San Pedro y San Pablo, se produce el accidente y llega a los brazos del Señor. Entonces, José Gregorio dio su vida por la paz del mundo y desde el cielo sigue haciendo el bien más que antes.

-Cuento una anécdota muy personal, cuando tenía 5 años caí de la altura de un primer piso y recibí un golpe muy fuerte en la cabeza y tuve una hemorragia cerebral, que ameritó una intervención quirúrgica. En ese momento mi familia pidió la intercesión del Dr. José Gregorio Hernández porque existía la posibilidad de que, si sobrevivía, tuviera problemas de comunicación o incluso problemas físicos, pero aquí estoy entrevistándolo. ¿Qué lectura hace de esto que sucede con mucha frecuencia en Venezuela?

Esto que te sucedió técnicamente se llama scampato pericolo, también hay milagros de este tipo: caídas desde 15 metros, incluso en los que no pasa nada o hay una recuperación inmediata y sorprendente. A partir de una sanación de este tipo, el señor saca una comunicadora profesional, así hace Dios, o incluso con Moisés, Moisés era corto en la palabra y fue enviado a hablar con el faraón por ejemplo y se convierte en el jefe de un pueblo. José Gregorio es un poco como el alma del pueblo venezolano, el alma que resalta toda la nobleza de este pueblo. Y lo que dijiste es realmente hermoso porque nos muestra la lógica de Dios, el Señor pasa a través de las debilidades de los hombres y las valoriza a niveles impensables. Ninguno de nosotros puede imaginar el poder llevar a cabo proyectos tan maravillosos como los que Dios puede realizar. Los héroes de este mundo muestran lo que el hombre puede hacer, pero los Santos muestran lo que Dios sabe hacer.

FUENTE: Mons. Carmelo Pellegrino: José Gregorio es el alma del pueblo venezolano (diariolasamericas.com)

About Marinellys Tremamunno

Check Also

Los últimos pensamientos del cardenal Urosa fueron para su amada patria

"...he estado siempre actuando, no por odio, ni por rencor, sino por defensa de la …

Deja una respuesta