“El Pecado es la ceguera del espíritu”

 

Previo al cuarto domingo de Cuaresma, el pontífice promovió desde el Vaticano el Rito de la Reconciliación

Por Marinellys Tremamunno para Diario Los Andes (Venezuela)

160205014143_mexico_papa_francisco_afp_624

El Pecado “nos empobrece y aísla. Es una ceguera del espíritu, que impide ver lo esencial”, exclamó el Papa Francisco al inicio de la celebración penitencial que presidió este viernes en la Basílica de San Pedro. El Santo Padre aprovechó la homilía para reflexionar sobre las tentaciones y su fuerza para “oscurecernos la vista del corazón y volverlo miope”.

“Qué fácil y equivocado es creer que la vida depende de lo que se posee, del éxito o la admiración que se recibe; que la economía consiste sólo en el beneficio y el consumo; que los propios deseos individuales deben prevalecer por encima de la responsabilidad social. Mirando sólo a nuestro yo, nos hacemos ciegos, apagados y replegados en nosotros mismos, vacíos de alegría y pobres de libertad. Una cosa fea…”, dijo.

El Santo Padre también hizo referencia al texto del Evangelio en el que el ciego Bartimeo le pide a Jesús “volver a ver”: “Ésta es la petición que hoy queremos dirigir al Señor. Ver de nuevo después de que nuestros pecados nos han hecho perder de vista el bien y alejado de la belleza de nuestra llamada, haciéndonos vagar lejos de la meta”.

En este Jubileo de la Misericordia recordó que es el tiempo favorable para abrir nuestros corazones y experimentar la presencia de Dios. “Como Bartimeo, dejemos el manto y pongámonos en pie (cf. v. 50): abandonemos lo que nos impide ser ágiles en el camino hacia Él, sin miedo a dejar lo que nos da seguridad y a lo que estamos apegados; no permanezcamos sentados, levantémonos”, asintió el pontífice, recordando el texto evangélico en donde nos invita a compararnos con el ciego vagabundo de Timeo.

24 horas para el Señor. Con el rito de la Reconciliación de varios penitentes, el Papa promovió por tercer año consecutivo la jornada de oración y confesiones “24 horas para el Señor”.  Una iniciativa que, enmarcada en el Jubileo de la Misericordia, involucra a las diócesis de  todo el mundo para invitar a acercarse al Sacramento de la Reconciliación.

____________________________________________________________

Jorge Mario Bergoglio se confiesa

El Papa argentino dio el ejemplo durante la ceremonia del Rito de la Conciliación y acudió a uno de los confesionarios de la Basílica de San Pedro del Vaticano para confesarse. Lo vimos meditando unos instantes y luego se quitó la capa pluvial morada, símbolo de la preparación cuaresmal, para arrodillarse ante un sacerdote que lo confesó durante unos minutos. Un gesto simbólico que sin duda intenta invitar a los fieles a acercarse al sacramento de la Reconciliación.

Para el Santo Padre la confesión es una “fiesta jubilar del corazón”. Lo dijo previamente en horas de la mañana durante la audiencia con los participantes del curso del Foro Interno promovido por la Penitenciaría Apostólica. Evento en el que exhortó a los sacerdotes confesores a no hacer sentir el confesionario como una cámara de tortura. “Mucha gente se aleja porque se sienten regañados o juzgados… Dios sabe cómo perdonar… nosotros seamos iconos del perdón”, dijo.

12794432_961959120560814_3754274953096508449_n

About Marinellys Tremamunno

Check Also

El Miami New Media Festival 2021 presenta 45 obras de video-art en su canal YouTube

Hasta el 18 de febrero, el público disfrutará de proyecciones virtuales semanales, con obras procedentes …

Deja una respuesta