150 buhoneros retomaron Sabana Grande

ARCHIVO EL NACIONAL

Caracas, 31/05/2000.- Trabajadores de la economía informal aprovecharon el convulso clima pre-electoral para instalarse de nuevo en la vía peatonal. El gobernador del Distrito Federal señaló que una comisión estudia el caso Los buhoneros tienen la capacidad de sorprender a cualquiera que sea la autoridad de turno. Aprovecharon esta semana previa a la megaelección para regresar una vez más a tomar posesión del bulevar de Sabana Grande. Saben bien que durante estas semanas, en las prevalece el interés político y el afán por ganar más votos, estarán tranquilos y podrán vender su mercancía sin represalias.

A lo largo del bulevar, que a pesar de recurrentes intentos se había mantenido sin la ocupación definitiva del comercio informal, hay de nuevo decenas de manteles tendidos en el piso y mesitas para mostrar los objetos. Representantes de la Asociación de Comerciantes Informales del Bulevar de Sabana Grande expresaron que desde el lunes alrededor de 150 trabajadores decidieron regresar a esta vía peatonal, donde aseguran han vendido por años -la última fue en diciembre-, pues la Gobernación del Distrito Federal no los ha reubicado.

Hace 5 meses, la Gobernación ofreció terrenos ubicados en Plaza Venezuela para que se instalaran los buhoneros. Asimismo, decretó que el comercio informal no podría ejercerse en las aceras y espacios públicos. Sin embargo, pocos han sido los que realmente han dejado de vender en las calles y se han ubicado en estos mercados. Los buhoneros que retomaron Sabana Grande señalaron que los terrenos de Plaza Venezuela le fueron otorgados a comerciantes informales del centro de Caracas. Solicitaron que los reubiquen en otro terreno, como el que se encuentra frente a Provenezuela. Sostienen que han tenido conversaciones con la Fundación Andrés Bello de la UCV, a la que le pertenecen los terrenos, y les informaron que es imposible que se establezcan allí, porque forman parte de la Línea 4 del Metro de Caracas.

Los buhoneros negaron que la Gobernación haya autorizado su presencia y afirmaron que no se retirarán hasta tanto consigan un lugar donde trabajar. Los comerciantes formales son los que más a disgusto están con el regreso de sus competidores. La señora Beatriz, propietaria de una tienda, señaló: "Yo entiendo que son trabajadores igual que uno, pero los deben ubicar en sitios adecuados, pues lamentablemente dañan una de las cosas más bonitas que tiene Caracas, como lo es el bulevar de Sabana Grande. Me parece insólito que las autoridades permitan esto".

La Hoyada a punto. En 2 semanas, en los terrenos de La Hoyada casi 4 mil puestos estarán listos para recibir a los compradores. Ya el asfaltado se terminó y ahora se están instalando diminutos quioscos de metal -de 4 metros cuadrados- que servirán de micro-tiendas y parecen más bien baños públicos. Betitza Fernández, trabajadora informal de La Hoyada, manifestó que "hicimos el proyecto por cuenta propia y pagamos 480 mil bolívares para la construcción de las estructuras, por eso a ninguno de nosotros nos ha pasado por la cabeza salir del lugar en 6 meses". Grber Odremán especificó que los buhoneros no podrían permanecer en este espacio por un lapso mayor de 6 meses y cuando tomaron los terrenos, hace 5 meses, aseguró que no permitiría construcciones permanentes. Fernández explicó que para garantizar la seguridad, el agua, la luz y el mantenimiento del lugar, cada uno de los puestos cancelará una cuota mensual, porque "no queremos tener la imagen de mercado, sino de microempresarios, de minicentro comercial". Claudia Delgado B.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Debe ser logged in para agregar comentarios.